“Un pangolín no puede hacer ARTE” por Isidro López-Aparicio

WhatsApp Image 2018-05-06 at 22.38.59

El protagonista del “Palabra de Artista” de hoy es Isidro López-Aparicio quién nos ha querido dedicar este mimado texto, “Un pangolín no puede hacer ARTE”, sobre el concepto arte a través de su propia experiencia y práctica artística.

 

Arte

 

Requisitos o elementos para que exista ARTE: voluntad, decisiones, contextualización, compartir, modificar…

La tarea de definir el termino “ARTE” es un reto que en gran medida abordé en el libro “Antes de hacerlo, contexto y génesis de la creación artística(1). Este libro nació como un arriesgado intento de asentar bases sólidas sobre conceptos tan complejos como el de la creatividad, lo artístico, el lenguaje o la experiencia estética. A partir de los  diferentes artículos que componen este libro se plantear este reto, en la mayoría de las veces evitado por lo arriesgado de poner orden en un mundo altamente complejo en el que las interacciones o intromisiones son y han sido constantes y naturales por su propia implicación. Pero, es a su vez, por todo esto por lo que de vez en cuando es necesario este tipo de reflexiones que ayuden, si no a poner orden, cuando menos el plantear de forma abierta este debate, incitar a la controversia y a reflexionar sobre la creatividad y el ARTE; términos que han sido utilizado en gran número de ocasiones de manera excesivamente gratuita llevando a plantear en la actualidad una confusión que va más allá de una cuestión terminológica. De esta forma, nos introducimos en lo que compondrían las estructuras y articulación de la creación artística no sólo desde el punto de vista del creador sino también e implícitamente del artista como espectador y del espectador como creador en la propia percepción sensible, su experiencia estética o “ARTE”.

No pretendo plantear argumentaciones y afirmaciones a partir de documentación de autores de gran prestigio que permitan situar las afirmaciones en una sólida estructura. Parto del principio de que la definición de ARTE es dinámica. Definir un pangolín es algo concreto, sus características propias lo hacen definible, el arte como apariencia es infinito en su propia evolución, lo cual hace que su definición tenga que basarse en más en su génesis, en su función, en sus condicionantes, en sus contrarios… Es por lo que no pretende tanto cerrar un campo semántico, crear una definición, como quizás abrirlo o instalarse en la subjetividad del que crea o cree y busca, se ensucia día a día en mundos que se llaman artísticos enfangados en precisamente crear planteamientos propuestas que encajen en la palabra “ARTE”.  

WhatsApp Image 2018-05-06 at 00.17.54

En esta publicación me siento arropado entre tantas mentes privilegiadas definiendo ARTE, así que yo me permito construir mis reflexiones a partir de obviedades o necedades pero que en mi cabeza retumban cuando planteo espacios de creación aunque sea a partir de silogismos del absurdo. A su vez, y como premisa fundamental si está el de la contextualización, pues el ARTE nunca es una propuesta aislada, siempre se enmarca en un entorno social, físico, históricos… más allá del ámbito artístico coetáneo. Es por lo que paso a enumerar una seria de frases y párrafos con el animo de generar afirmaciones que sean cuestionables y estimulen el debate y el concepto del ARTE:

  • El ARTE no surge por acción espontánea, necesita de alguien que provoque la creación del ARTE. El ARTE no surge en la nada es fundamental para su contextualización como elemento que es alzado y rodeado de justificación y necesidad.
  • El ser humano que hace ARTE es considerado Artista, el Artista no siempre hace ARTE no todo lo que hace es ARTE (aunque se lo crea y a pesar de egos desbordados que creen que todo lo que tocan lo hacen ARTE).
  • El ARTE puede o no hacerse, es una decisión.
  • Si un ser humano se lo propone un pangolín puede hacer ARTE e incluso ser ARTE, pero un pangolín no puede hacer ARTE.
  • La concreción del ARTE es necesario para serlo. La concreción significa que la idea entra en contacto con la percepción de otro ser humano.
  • El ARTE para que exista debe de ser percibido (por el sentido que sea) de un ser humano. La percepción no puede ser ARTE, sino se comparte. La percepción no es ARTE. La percepción como acto de toma de decisiones puede ser ARTE.
  • La percepción de un pangolín de una obra de ARTE no la legitima como tal.
  • El ARTE lo hace un ser humano no hay ningún ser humano que todo lo que haga sea ARTE, se puede hacer sin tener voluntad de que sea ARTE, pero si con la voluntad de hacerlo y alguien tiene que etiquetarlo como ARTE (siendo quizás en ese caso donde se lleva el proceso creativo, en la decisión, pues el ARTE no se puede hacer sin tomar decisiones. El ser humano cuando hace ARTE es principalmente un tomador de decisiones.
  • La decisión última de lo que es ARTE la tiene el espectador (aunque sea errónea).
  • No existe medio, método, técnica, proceso, manera, materia… que asegure la creación de algo que se denomina ARTE.
  • No existe obra de ARTE sin contextualizar la creación.
  • La mala obra de ARTE, no es obra de ARTE. Mala obra de ARTE es aquella que no estimula ninguna percepción.
  • El ARTE puede existir a través de cualquier sentido o por todos.
  • El ARTE no es ajeno al contexto, el contexto lo germina y lo sitúa como Arte.
  • El ARTE es poli, multi, inter… esa es su riqueza y esencia. Cuando el ARTE sale de lo concreto para relacionarse con todo tipo de contexto.
  • Lo excelente, lo virtuoso, lo extraordinario no tiene porque ser ARTE aunque puede serlo.
  • El ARTE como espectáculo que sorprende existe pero no tiene por que ser un espectáculo el arte.
  • La concreción en objeto es tan sólo una posibilidad de generar ARTE, no una condición, la condición es que sea percibido aunque solo sea la idea, una idea puede ser arte, una idea ya es una acción.
  • El ARTE y el Amor son dos términos de definición compleja, son inherentes al ser humano, de indiscutible existencia, pero multi-perceptivos, pluri-formales, subjetivos en su vivencia, variables y dinámicos.
  • El ARTE es una voluntad del ser humano, incluso el encuentro implica una voluntad de decisión de selección (sin voluntad no existe creación), la creación no asegura la aparición del ARTE como fenómeno que estimula al ser humano. No todo lo que estimula al ser humano es Arte el estímulo que aporta una situación novedosa (no todo lo novedoso es arte) al mundo de los sentidos de manera que genera un cambio en la identidad de la persona (el pangolín pasa ante una obra de ARTE indiferente, su identidad no se modifica).
  • El mundo de la ciencia puede aportar “novedades extraordinarias” que cambian nuestra identidad pero no son arte: No tienen voluntad de serlo. Su encuentro tiene una voluntad científica que no quiere decir que no sea creativa. Un mesa generada como mesa, hecha como mesa, que funciona como mesa, que es mostrada como mesa es por consiguiente una mesa. Una mesa generada como obra de arte o no, hecha como mesa o no, que funciona o no como mesa, pero que es mostrada como ARTE puede ser ARTE. Un pangolín en la selva o en un museo es un pangolín. Un pangolín en la selva o en un museo que es mostrado como ARTE puede ser o llegar a ser ARTE.
  • El valor de la palabra lo tiene quien tiene el poder. El poder de decir qué es ARTE son los actores del ARTE. Estos poderes deciden cuando un pangolín, una mesa, una idea, un bronce, una pintura, una acción… es arte o no. El ARTE es una apreciación del individual o de la sociedad a partir de los que participan en la toma de decisiones de aquí la importancia de la contextualización de dicha toma que implica una capacidad de compleja percibir y ubicar la aportación artística al contexto histórico, social, cultural, político…

Después de todas estas frases (más o menos acertadas) reivindico el poder de decirme a mí mismo cuando es ARTE, cuando me intriga, me sorprende, me estimula, me hace pensar, cuando me coge (de cualquier parte de mi cuerpo)… desde la contextualización de mis conocimientos, experiencias e individualidad me posiciona ante la percepción como alguien que construye la palabra ARTE en su experiencia y existencia.

Bibliografía
(1) “Antes de hacerlo, contexto y génesis de la creación artística, Before Doing it, Context and genesis of Art Creation”, Ars Activus Ediciones. Hogeschool Sint-Lukas. Granada, 2007.

 

Isidro López-Aparicio

Artista, comisario y profesor Universidad de Granada.

Presidente del Fine Art European Forum.

 

Un comentario sobre ““Un pangolín no puede hacer ARTE” por Isidro López-Aparicio

  1. Pingback: #PalabraDeArtista

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.